7 Consejos para ahorrar energía durante el verano

 

Llega el verano y calor, los días se alargan y hay más luz natural, pasamos más tiempo fuera de casa  y pensamos que es una buena época para ahorrar energía. Pero cuidado que todas las ventajas que nos brinda el verano pueden venirse en contra de nuestra  factura. Como hace calor hacemos más uso del aire acondicionado, lavamos más ropa, nos duchamos más…El verano está para disfrutarlo y vivirlo sin preocupaciones y más después de estos tiempos de Coivd – 19. Hoy te ayudamos un poquito a  darte esa tranquilidad con unos  consejos para que ahorres energía durante el verano y tengas una preocupación menos.

Lo primero que debes hacer es seguir las costumbres de toda la vida  como ventilar la casa a la noche, mantener las persianas bajadas para contrarrestar el calor durante el día, lavar con agua fría … si sigues leyendo  los mejores profesionales de Reformas en Granada te mostramos  7 consejos para ahorrar energía durante el verano.

 

1.      Refresca la casa  sin aire acondicionado.

Si vives por el Norte esto te puede parecer una tontería ya que no es costumbre tener aparatos de aire acondicionado en casa. Sin embargo en muchas zonas de España sufrimos un calor asfixiante durante el verano y no nos queda otra que tirar de Aire acondicionado.

Pero hacer un buen uso se aire acondicionado es importante para el ahorro de energía. Si bien es cierto que los aparatos modernos consumen cada vez menos, hay que cerrar puertas para no perder temperatura y mantenerla por debajo de 25 grados. Te aconsejamos el uso de un cronotermostato. Se utiliza para garantizar un buen uso del aire acondicionado. Este dispositivo indica si la temperatura de la casa es la idónea, y si es así no deja que el aire acondicionado se ponga en marcha. Solo se enciende en caso de que haga mucho calor en la casa.

Como alternativa proponemos el uso de ventiladores de techo que de por sí  ya supone un ahorro y gasta menos de un 90% de energía  y demás conseguimos bajar la temperatura en torno a 3 a 5 grados.

 

2.      Ventanas  aislantes

Este consejo nos sirve tanto para verano como para invierno. De nada nos va a  servir un modernos sistema de aire acondicionado  o calefacción si la energía y el dinero se no escapan por la ventana.   La escena te sonará  apagas el aire porque notas fresquito y al de  5 minutos tienes que volver a  conectarlo porque otra vez notas calor. En este caso suele ser habitual un fallo en el aislamiento de  ventanas. Así que nuestro consejo es invertir en unas buenas ventanas aislantes que mantengan la temperatura de la casa.

Recuerda abrir las ventanas para airear a primerísima hora de la mañana y una vez el sol ha caído.

 

3.      Persianas y cortinas aislantes

Las horas de mayor exposición al sol  bajan las persianas y  corre las cortinas. Las persianas actúan cómo una barrera contra el  calor y ayudan a mantener la temperatura interior de la casa. Con la evolución de materiales hoy en día nos podemos encontrar un tipo de cortinas aislantes  especialmente diseñadas para no dejar pasar la luz ni el calor. Tampoco queremos que te prives de  la luz natural, piensa también en usar toldos que desviarán la luz directa del sol pero no te quedarás a oscuras totalmente.

Tolso para mantener la temperatura en casa

 

4.      Bombillas de Bajo consumo

Claro que si bajas las persianas me dirás que te quedas sin luz natural en casa.  Supongo que a estas alturas  ya tendrás bombillas  Led de bajo consumo en casa. Si no es así te recuerdo que suponen un ahorro muy importante. Usan un 75% menos de energía y duran 50 veces más que las bombillas tradicionales. Además no generan tanto calor como una bombilla normal.

 

5.      Genera corrientes en casa

Ventilación natural ante todo. El propósito de abrir puertas y ventanas cuando hacer calor es generar corrientes que bajen la temperatura .Para ello es necesario tener en cuenta desde qué lugar del exterior va a provenir el aire y por cuál va a salir. Se elegirá el lugar más fresco para abrir un poco las ventanas, y el más caluroso para dejar salir el aire. Si la apertura por donde debe salir el aire es mayor que la que permite su entrada, la corriente de aire será mejor.

 

6.      Ahorra en la cocina

No se trata que comas menos en verano para no usar la cocina. De hecho en verano tienes que mantenerte bien hidratado, así que una opción saludable y que además te va  a ayudar a  ahorrar energía durante el verano, van a ser los platos fríos. Ensaladas, zumos, gazpachos, sopas frías  harán  que comiendo no pases tanto calor y además evitarás el uso del horno o placa, incluso la tendencia que  yo tengo de cocinar con el ventilador al lado.

Otra cosa que es obvia es que cuando estás cocinando suben todos los vapores y hace que el calor se extienda. Así que usa las tapas de ollas y sartenes y evitarás la dispersión del calor.

Ahorra energía con la coina fresca

7.      Controla tus aparatos electrónicos

Los secadores, planchas, ordenadores, equipos de sonido y un sinfín de aparatos eléctricos que tenemos en casa generan calor. Debemos mantener a raya todos estos aparatos para ahorrar energía en verano.Desconecta los que están en stand Vi y están continuamente conectados a la corriente eléctrica.

Por otro lado vigila dónde tienes situados los termostatos que regulan el aire acondicionado. Si lo tienes colocado cerca de una fuente de calor  los estás engañando y piensan que la habitación está más caliente de lo que realmente está. Tu termostato detectará el calor de estos dispositivos y gastará más energía tratando de enfriar la casa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos
WhatsApp chat