Siempre hablamos de la necesidad de ganar metros en el interior de nuestras casas y también de la necesidad de ahorrar metros utilizando sólo los elementos necesarios en nuestras decoraciones. Y en el baño hay un elemento con el que podemos ganar muchos metros: la ducha.

Cambiar la bañera clásica por un plato de ducha no es una elección fácil, ya que hacerlo requiere una pequeña reforma y no siempre existe la voluntad de hacerlo. Pero si lo deseas (algo que te recomendamos), el siguiente artículo te va a venir bien si lo estás pensando, y te hablaremos de los aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir la ducha para el cuarto de baño. Suena como una decisión simple, pero hay diferentes aspectos a considerar.

puertas de ducha

La Forma de la ducha

La primera elección es la forma de nuestro plato de ducha. El más tradicional es el cuadrado, luego estarían el rectangular y el semicircular. Las duchas cuadradas son más tradicionales y tienen dimensiones que generalmente comienzan en 60 cm por lado y terminan a 100 cm.

Los modelos más modernos son rectangulares y semicirculares. Estos últimos llevan en el mercado más tiempo que los rectangulares de más reciente creación. La curva de los semicírculos nos hace ganar aún más metros en el baño, además de dar al espacio un aspecto más dinámico. Una vez que hayamos hablado de las formas, pasemos a las características de las bases y cabinas de ducha.

Material de la base de la ducha

Pero necesitas más datos para poder elegir un plato de ducha. ¿Qué material elijo? ¿Hay muchos? Porque la verdad es que la variedad de materiales es amplia, como veremos a continuación. Puedes elegir entre platos de ducha de resina, acrílicos, cerámicos, …. veamos brevemente las ventajas de cada uno de ellos.

La resina es un material muy desconocido, pero tiene enormes posibilidades dentro del baño. Es un material muy resistente, al contrario de lo que se cree. Además, el tacto de los pies es muy agradable, transmitiendo calor. Hablando ahora de bases acrílicas, éstas tienen la ventaja de ser bases de baja altura, algo que facilita la entrada y salida de la ducha. El brillo del material da un toque aún más interesante a este tipo de platos.

Por último, hablemos de los platos de ducha de cerámica, una de las opciones más populares por la resistencia del material y por la sencillez de su mantenimiento. Es un material que no sólo es resistente, sino que no se deforma con el tiempo.

Características de las cabinas de ducha

La utilidad de las cabinas es incuestionable, permitiendo que el agua no inunde completamente el baño cuando nos damos una ducha. Este tipo de función también se puede conseguir con la cortina de ducha tradicional. Es una opción más cara que la cortina, pero los beneficios decorativos e higiénicos se multiplican.

cortinas ducha

Es importante saber que tenemos tres tipos de cabinas de ducha para elegir. Las cabinas de ducha deslizantes son las más populares, y son las que se deslizan sobre una guía fija. Ofrecen un aislamiento total. Por otro lado, encontramos las cabinas cómo puertas, que son como puertas atornilladas a la pared. Requieren más espacio que los anteriores y no ofrecen el mismo nivel de aislamiento.
Por último, están las cabinas plegables, que se pliegan sobre sí mismas y se pliegan por la mitad gracias a un eje central.

Cómo cambiar bañera por plato de ducha sin obra

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp chat