El baño puede ser pequeño pero es un espacio complicado de reformar. Varios profesionales deben trabajar coordinadamente para completar el trabajo, y los errores y despistes pueden ser costosos. En este articulo repasaremos lo que necesitas considerar antes de realizar la reforma.

Consideraciones iniciales

Determina las dimensiones de la estancia y la posición de las puertas y ventanas. Esto afectará directamente la nueva distribución del baño, y la posición, forma y tamaño de los elementos necesariosSi hay que modificar las puertas o ventanas incurrirás en mayores gastos y afectará al tiempo de ejecución de la obra.

Decide si el baño será parte de otra estancia o área (habitación ensuite). Si es así ¿Tendrás que reestructurar el espacio? Cambiar el suelo o techo, mover paredes, cambiar inodoros de sitio, generalmente significa mas trabajadores, tiempo y precio. Ten en cuenta de que están hechas las paredes (ladrillo o pladur), techo (forjado o falso techo de escayola o pladur) y como están los desagües del suelo. Esto afectará a la posición de las tuberías, instalación eléctrica y distribución de los sanitarios .

¿Necesitas cambiar las instalaciones de fontanería y electricidad para poder realizar el nuevo diseño?. Determina si mantendrás alguno de los elementos actuales del baño, como azulejos, sanitarios, bañera, muebles en el nuevo diseño.

Valora el tiempo que va a durar la obra de reforma y si afectará tu día a día en el hogar y organiza como te las vas a apañar durante ese tiempo. Esto es particularmente importante si tu casa solo tiene un baño. Solicita el consejo de profesionales que pueden ayudarte en tu reforma, asesorándote dependiedo de tus necesidades y presupuestos. Para mas información sobre como podemos ayudarte ponte en contacto con nosotros.

Problemas mas habituales

Ten un plan por adelantado y consulta a los profesionales de los baños para evitar los siguientes problemas que suceden a menudo en las reformas de los baños.

Organizar a los distintos profesionales que realizan la obra en el orden incorrecto. Esto puede resultar en tener que rehacer trabajo, no instalar cosas, que los trabajadores tengan que volver y el aumento de costes.

Cambiar el diseño del baño sin tener en cuenta las característica especificas del baño o edificio, como paredes, suelos, bajantes, o instalaciones de fontanería y electricidad.

Comprar los materiales y elementos del nuevo baño sin consultar a un profesional o a la persona que te lo instala, resultando en la elección de materiales inapropiados para el espacio o características del baño.

¿Puedo hacerlo yo mismo?

Todas excepto las reformas de baños mas básicas suelen ser complejas y con problemas sobrevenidos, y la mayoría de los componentes que se necesitan tienen que ser instalados por profesionales. Y las tareas deben ser realizadas en el orden correcto.

Puedes intentar hacer por tu mismo los trabajos mas sencillos, así como elegir el estilo, colores y modelos de los sanitarios, y quitar y poner toalleros o estanterías.

En particular, evita hacer tu mismo la fontanería, electricidad, albañilería y la instalación de azulejo rectificado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos
WhatsApp chat